Inicio DISEÑO GRÁFICO Como crear un buen logotipo

Como crear un buen logotipo

Compartir
como crear un buen logotipo - diseño - tecnicas - elementos visuales

Aprende como crear un buen logotipo con técnicas básicas para conseguir diseñar un logo muy efectivo

Técnicas de diseño de logos

La primera impresión cuando vemos algo, determina la actitud que vamos a tener con respecto a eso que hemos visto. Por tanto, el logotipo, es la primera toma de contacto visual que tenemos de una empresa o un evento.

Para ir entiendo todos los conceptos básicos que conforma dicho logotipo, veremos y analizaremos las diferentes posibilidades para satisfacer las necesidades tanto del cliente como del mercado. Aquí veras como con técnicas muy básicas puedes conseguir realizar un diseño de logo muy efectivo.

Los logotipos constituyen el primer impacto visual de una empresa en el público en general, y conocer los elementos de diseño y las técnicas adecuadas para su ejecución, dará como resultado unos logos mucho más interesantes y adecuados a la actividad real de la empresa, contribuyendo a un mejor posicionamiento de la misma mucho más acertado y propicio.

El propósito de un logotipo

Un logotipo es la representación visual de una empresa, organización u evento, mediante el mismo debemos crear un primer impacto visual que asocie la experiencia vivida por la compañía con lo que ha llevado a su creación. Por otro lado, un buen logotipo debe ser creado desde el primer instante, con la intención de inspirar lealtad a medida que vaya pasando el tiempo.

Véase:

Cada logotipo tiene cuatro funciones principales:

Identificación:

Un logotipo identifica a una empresa en el mercado, y de manera inmediata, es una visualización simbólica de esa compañía en el mundo, puesto que el logotipo es lo primero que un cliente ve, por tanto, debe ejercer una impresión positiva en el observador.

Distinción:

Un logotipo eficaz debe de ser único, y que distinga a la empresa de la competencia, proporcionando una serie de matices a los potenciales clientes para que haga elegir esta compañía por encima de sus competidores. Por otro lado, el logotipo debe ser comunicativo; debe comunicar por si solo lo que la empresa representa, puede ser mediante un mensaje directo, o un mensaje sutil.

Comunicación:

Cada logotipo comunica un mensaje distinto, por tanto, un buen diseño de logotipo tiene que comunicar un mensaje positivo; este puede ser:

  • Sofisticado
  • Informal
  • Solido
  • Confiable
  • Compacto
  • Suave
  • Profesional
  • Creativo.

Por otro lado, un logotipo mal concebido puede mandar un mensaje erróneo, puede dar, sensación de poco profesionalismo o incluso, muestra de caducidad.

Un logotipo no es una marca, pero forma parte de la marca:

Un logotipo forma parte de la identidad corporativa de una empresa, pero en sí, la marca, es un conjunto de parámetros que no se ciñen única y específicamente al logotipo. Junto con el logotipo la marca incluye farios elementos como:

  • Tipo de letra
  • Tipo de color
  • Señalética
  • Uniforme del personal
  • Y cualquier tipo de publicidad que conlleve una comunicación con el cliente.

Por este caso, el logotipo es solo una parte fundamental de esta transmisión de mensaje que genera la marca.

¿Qué distingue a un buen logotipo?

Todo buen logotipo debe ser “simple y evidente”. Un logotipo no necesita de muchas explicaciones, porque por lo general, debe de ser simple. Debe de estar compuesto de aquellos elementos más esenciales, de modo que pueda ser simple y recordado desde su primera impresión.

Véase:

Para mantener nuestro diseño de logotipo con esa simplicidad, lo que tenemos que hacer es dejar al lado, las cosas menos evidentes e incluir solo los elementos que sean realmente importante.

Un buen logotipo debe complementar el nombre de la empresa, esto significa, que debe asociarse a la historia y el simbolismo del nombre de esa empresa y, por supuesto, a la línea de negocio que tenga y que quiera desarrollar la empresa para la que estemos desarrollando el logotipo.

También, un buen logotipo, debe de ser escalable, y que al variar de tamaño, no pierda su eficacia, ya que nos vamos a encontrar sobre la trayectoria, en situaciones donde tendremos que colocar el logotipo tanto en tarjetas de visitas como en vallas publicitarias.

Procedimiento a realizar antes de diseñar un  logotipo

Antes de empezar a diseñar un logotipo, hay una serie de preguntas importantes que tenemos que realizarle a nuestro cliente, de cuyas respuestas, vamos a sacar las necesidades reales de lo que tenemos que hacer. Por un lado tenemos:

1. El alcance del trabajo:

¿Será un isologotipo o logotipo? ¿Cantidad de sucursales? ¿Es un logotipo nuevo, o es un rediseño de logotipo? En este caso, es una diferencia muy grande, puesto que para un logotipo nuevo partiremos de un concepto. En cambio, para un rediseño, partiremos de un background histórico y de una implementación de esa marca en el mercado, que tenemos que saber aprovechar para usar elementos adecuados, y de paso, mantener el desarrollo del trabajo sin perder la historia de la misma.

2. El nombre de la empresa:

como diseñar un buen logotipo - logotipo adobe - 2018

En el caso del nombre de la empresa, tenemos que saber ¡Porque se ha elegido ese nombre, y que es lo evoca ese el mismo!. También, tenemos que tener en cuenta, que los términos cortos siempre serán mejor que los largos, por ejemplo: Adobe System se ha quedado en (Adobe). El System se ha eliminado primero a un nivel hablado, posteriormente, en la propia imagen.

3. ¿Quién es el cliente?:

Tenemos que definir quién es el cliente o público objetivo y, lo más importante, cual es la comunicación que mantiene la empresa con el público. En este caso no se puede confundir “cliente con cliente final”, pues, son dos conceptos diferentes.

Véase:

4. Personalidad del logotipo:

Esto nos marcara, la evocación que tenemos que transmitir con nuestro diseño, con el objetivo de transmitir esa esencia que la personalidad del proyecto tenga, por ejemplo: programador de ordenadores (técnico), diseñador gráfico (creativo), un banco (solidez), una cafetería (amabilidad), un hospital (cuidados) y un arquitecto (modernismo).

5. ¿Quién es la competencia?:

Debemos mirar que es lo que están usando, mirar si dentro de los tenemos comunes del sector, hay algo concreto que defina a todo nuestra competencia; está claro, que tendremos que inspirarnos en el entorno competitivo que tenga, pero, distinguiendo siempre de esa competencia.

6. Plazo y presupuesto:

La última etapa del trabajo. Cuanto mayor sea el plazo, mayores posibilidades de creación o de creatividad tendremos. Y cuanto mayor sea el presupuesto, mayores números de personas se pueden involucrar para hacer un desarrollo más amplio.

Articulo relacionado:

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here