Inicio DISEÑO GRÁFICO Contrato de Diseño gráfico | 6 Consejos vitales

Contrato de Diseño gráfico | 6 Consejos vitales

Compartir
contrato de diseño gráfico
contrato de diseño gráfico

Contrato de Diseño gráfico

Un contrato de diseño gráfico sera nuestra garantía a la de emprender como trabajadores autónomos. El disponer de contratos legales entre diseñador y cliente es sumamente vital a la hora de realizar cualquier tipo de negociación. Los contratos legales nos protegen y nos ayuda a asegurar la compensación por el trabajo que realizamos.

A continuación veremos algunos consejos que debes de tener en cuenta a la hora de elaborar un contrato sobre tus servicios de diseño gráfico.

En este articulo nos hemos centrado en las necesidades de los diseñadores, pero, estos consejos también son aplicables a una amplia gama de profesiones en diversas áreas mirándolo desde cualquiera que sea tu punto de vista.


6 consejos para elaborar un contrato de Diseño gráfico:

1. Tener un contrato bien escrito y definido

Dentro del contrato estipularemos puntos esenciales sobre tipo trabajo, condiciones comerciales y otros detalles legales para ahorrar problemas a futuros.

Los contratos de muestra no son difíciles de elaborar, pero sin duda contactar con un abogado seria una buena opción. Si no disponemos de los fondos para contratar a un buen abogado, pues, podemos buscar asesoramiento jurídico. Como las Asociaciones de Abogados Voluntarios en base a nuestra área.

Existen también plantillas de contratos gratuitas en Internet que ofrecen directrices a los diseñadores gráficos, como Docracy AIGA (The professional association for design) Podemos incluso hacer una búsqueda de modelos de contrato de diseño en Google.

 

 

2. No asignar derechos a tu trabajo antes del pago

Este es uno de los errores más comunes: Renunciar a los derechos de autor de tu trabajo.

Al término de los servicios y el pago correspondiente por lo realizado, el diseñador podrá ceder los derechos de la IP (propiedad intelectual) al cliente. Estos derechos de propiedad intelectual incluyen: derechos de propiedad, los derechos de autor, cualquier obra de arte, editables y/o software creado por el diseñador salvo a las indicaciones estipulado en el presente contrato.

3. Disponer de una cuota de pago

Como diseñadores nuestra primera estrategia que debemos de aplicar es la “cuota de pagos” para para prevenir perdidas de proyectos finalizado inesperadamente o proyectos donde el cliente hace un sin numero de cambios drásticos o por arte de magia y/o no desea continuar con dicho proyecto por x causa.

Modera tu cuota con hitos bien claros, asegurándote de haber escrito la prueba de aceptación de condiciones para cada producto final. En un contrato, la tarifa por cuota consiste en la cobertura de la cláusula “cancelación”. He aquí un pequeño extracto:

“En caso de cancelación, la propiedad de derechos de autor y originales debe ser mantenida por el Diseñador, los gastos ya incurridos serán pagados por el cliente. Existe un cargo por cancelación del 100% una vez que el proyecto ha sido terminado, ya sea entregado al cliente o no. El cliente se compromete a pagar no menos del 100% de las horas ya facturadas por el proyecto al momento de la cancelación, más una cuota fija de $x.xx  o 50% de entrega final.” 

 

4. Tener una sólida declaración de Trabajo

No modifiques las cláusulas legales sin abogado, puede afectar la eficacia y la validez del contrato.

Sin embargo, una de las partes que tienen más flexibilidad es la declaración de trabajo. Es necesario modificar esta parte para que sea relevante para el proyecto que está a punto de emprender.

La declaración de trabajo ayuda a evitar la deformación del alcance del proyecto con la descripción de sus prestaciones. Una buena declaración de obra debe exponer el cobro por trabajos extras.

Sea lo más específico posible, para que luego tengan motivos para cobrar un extra por el trabajo adicional.

 

5. Realiza un contrato con actitud profesional

Recuerda que un contrato profesional y bien elaborado puede dar al cliente una mayor confianza para trabajar con nosotros.

Aquí hay algunos consejos para mejorar el diseño y la tipografía del texto legal:

  • Evita el uso abusivo de cursiva
  • Los colores no son una buena idea (Aplica el uso de negritas en los Títulos/subtitulo)
  • Es preferible serif para el cuerpo
  • Utiliza un amplio espacio en blanco en los márgenes 
  • Deja un amplio espacio entre líneas (lo ideal es 120-145%)
  • Los números de páginas son esenciales en contratos extensos. 

 

6. Busca asesoría de un buen abogado

Ten en cuenta que en la mayoría de los casos buscar la asesoría de un buen abogado es el método mas viable y seguro. Después.. te volverás un experto sobre la marcha!

 

En conclusión:

La finalidad de este artículo está destinado a compartir algunos aspectos esenciales a la hora de elaborar un buen contrato de diseño gráfico, las pautas a tomar y lo que debemos de tener en cuenta. pero recuerda,no es un consejo basado dentro del marco legal. Todos los documentos legales citados se utilizarán tan sólo como punto de partida.

Finalmente, un buen abogado puede ayudarte a elaborar un buen modelo de contrato según la finalidad de tu proyecto.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here