Inicio DISEÑO GRÁFICO Historia de la tipografía y la escritura

Historia de la tipografía y la escritura

Compartir
Historia de la tipografia y la escritura - evolucion - diseño diseño grafico

Historia gráfica de la tipografía y la escritura

Para una óptima lectura así como para poder adquirir un mejor conocimiento y comprensión sobre lo que expondremos aquí respecto a la historia de la tipografía, sería conveniente que estuvieras mínimamente familiarizado con la terminología básica del uso de la tipografía así como con sus principales elementos y terminología.

La pre-historia de la tipografía

En los últimos siglos, la tipografía ha ido evolucionando rápidamente gracias a los cambios tecnológicos. La mayor parte de los diseñadores tenemos varias fuentes instaladas en nuestros ordenadores; sabemos cómo conseguir nuevas y utilizarlas con los programas de edición gráfica.

Muchos diseñadores tienen un cierto nivel de cultura tipográfica, por tanto, saben qué quiere decir o transmitir una fuente, pueden definir sus rasgos principales: con serifa o sin serifa, caja alta o caja baja, altura de la x alta o baja, modulación vertical o inclinada, estilo en negrita, cursiva, versalita. Incluso la pueden clasificar, saber a qué familia pertenece y también conocen conceptos como legibilidad y amenidad de lectura de una tipografía, saben cómo combinarlas, siempre con el objetivo de utilizar la tipografía adecuada en cada momento.

La historia de la tipografía, nos dará una visión más amplia para entender mejor las particularidades de cada letra, con toda su riqueza y al mismo tiempo complejidad.

Las 5 ramas evolutiva del sistema de escritura

Dentro de la historia tipográfica hay cinco ramas evolutivas principales entre los sistemas de escritura conocidos:

  1. Cuneiforme mesopotámica: una de las más antiguas, surgida hacia el 3500 a. C. en Sumeria y que perduro durante unos cuatro mil años con interacciones con otros sistemas de escritura del Asia occidental y el Mediterráneo.
  2. Egipcia: también una de las más antiguas, surgida hacia el 3500 a. C. en Egipto con dos sistemas de escritura paralelos (hierático y jeroglífico) que evoluciono hacia diferentes sistemas de escritura, muchos de ellos todavía vigentes, como los alfabetos griego, latín y cirílico o los abyads árabe y hebreo.
  3. India: la escritura bahmi, surgida hacia el año 500 a. C. en la actual India, es el origen de la rama evolutiva que dará lugar a diferentes sistemas extendidos por la cuenca del Indo, el Himalaya y parte del sureste asiático.
  4. China: surgida hacia el 2200 a. C. en China, ha dado lugar a sistemas de escritura todavía vigentes, sobre todo en el ámbito asiático.
  5. Mesoamericana: surgida en la cultura zapoteca hacia el año 500 a. C., evoluciono con el nacimiento de otros sistemas, como la escritura maya, en la zona de lo que hoy es México.

Los sistemas de escritura

La escritura es un sistema para expresar gráficamente una lengua. La unidad básica de un sistema de escritura es el grafema o carácter. Un grafema es un signo, puede ser una letra o un pictograma, que representa un sonido, un conjunto de sonidos, una idea o una cosa.

En función de lo que representan los grafemas, podemos distinguir dos tipos de sistemas de escritura:

  • Logográficos: cada grafema representa una palabra o morfema; representan la lengua tal como se piensa.
  • Fonográficos: los grafemas representan sonidos, fonemas o conjuntos de fonemas; por tanto, representan la lengua tal como se dice.

Los grafemas pueden ser representaciones figurativas, pictogramas o signos abstractos. Tanto en los sistemas logográficos como en los fonográficos se pueden utilizar los dos tipos de signos. Algunos sistemas de escritura empezaron con un sistema de pictogramas que en un proceso de abstracción y esquematización acabaron perdiendo la semejanza figurativa para pasar a ser reconocidos como signos arbitrarios. En otros casos, se adoptaron directamente signos como convenciones, que podían ser conocidos ya en otros campos simbólicos fuera de la escritura.

Dado que en las escrituras logográficas cada signo representa una palabra, la colección de signos es muy amplia, puede llegar a ser de miles de grafemas. Pero, dado que representan los conceptos y no cómo éstos se llaman, una escritura logográfica podría servir para diferentes lenguas que compartieran los mismos morfemas.

Un mismo sistema de escritura puede tener grafemas de los dos tipos. Las escrituras fonográficas tienen una colección más limitada de signos. Según el tipo de sonidos que representan, el conjunto de grafemas de un sistema de escritura fonográfica se considera:

1. Silabario

Donde cada grafema representa una sílaba o conjunto de sonidos. El japonés utiliza dos tipos de silabarios, hiragana y katakana. La escritura griega de la época micénica también utilizaba un silabario.

2. Abyad o alfabeto consonántico

Donde cada grafema representa un sonido consonante. Los lectores deducen los sonidos vocálicos por su conocimiento de la lengua. Son abyads los conjuntos de signos utilizados en el árabe o el hebreo.

3. Abugida, alfabeto silábico o alfasilabario

Donde cada grafema representa un sonido consonante unido a un sonido vocálico. Normalmente hay un sonido vocálico básico y a través de modificaciones del signo se indica si la vocal es otra. Muy a menudo los abugidas han derivado de un sistema abyad originario. Son abugidas la escritura brahmi india, la escritura tibetana y el etíope.

4. Alfabeto o alfabeto completo

Donde idealmente cada fonema tiene un grafema que lo representa. El griego, el latín y el cirílico son ejemplos típicos de alfabetos, aunque no en todas las lenguas se da la equivalencia entre un fonema y un signo gráfico. Sólo en lenguas que han adoptado el alfabeto en épocas recientes, como el turco con el alfabeto latino, existe esta equivalencia estricta.

Los sistemas de escritura se distinguen también según el sentido en el que se escriben. Hay sistemas que se escriben de izquierda a derecha como (el latín), de derecha a izquierda como (el árabe y el hebreo) o de arriba abajo como (el chino tradicional). Hay también sistemas que utilizan indistintamente las dos direcciones o que utilizan una u otra en función del contexto y el soporte. También están los sistemas bustrofédicos, que van de izquierda a derecha y después cambian de derecha a izquierda al cambiar de línea, como la escritura jeroglífica egipcia, la griega arcaica o la hitita.

Finalmente, hay que citar la distinción que se establece según la forma gráfica de los signos entre:

  • Escritura cuneiforme: con los grafemas compuestos por marcas en forma de cuña
  • Escritura lineal: con grafemas formados por líneas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here